Michel Foucault, figura del pensamiento francés

Foucault

Sus agudas observaciones influenciaron definitivamente el desarrollo del pensamiento filosófico y psicológico del siglo XX. Michel Foucault fue uno de los lectores más incisivos de la obra de Friedrich Nietzsche, Martin Heidegger y Sigmund Freud. Su reconocimiento se debe a la lucidez de sus estudios sobre las instituciones sociales, en especial la psiquiatría, las ciencias, el sistema de prisiones y la sexualidad humana.

Nació en Pitiers, Francia, el 15 de octubre de 1926. Su padre, Paul Foucault, era cirujano y esperaba que su hijo siga en el mismo camino. Él se negó rotundamente y se inscribió en el colegio jesuita Saint-Stanislaus, donde obtuvo excelentes calificaciones. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, ingresó en la Escuela Normal Superior de París, una de las de mejor reputación a nivel nacional. Fueron años duros, sufrió profundas depresiones que lo empujaron a intentar suicidarse. A pesar de todo, se licenció en filosofía y psicología con honores.

Su obra maestra, Las palabras y las cosas, editada en 1966, constituye una crítica certera a la idea de progreso de la cultura. Discutió la idea de Paradigma, propuso un concepto de ser humano que se modifica a lo largo de la historia y desarrolló profundos análisis sobre el lenguaje. Durante la década de 1970 abrió un segundo momento en su pensamiento que apuntó directo al Poder. Por ejemplo, su libro Vigilar y castigar (1975) hace foco en la transición de la tortura al encarcelamiento como modelos punitivos, desde allí concluye que el nuevo modelo está en relación directa con una lógica social que mutila la capacidad de los individuos de expresar su propias diferencias.

Durante todo ese tiempo participó activamente en la política universitaria francesa. Para finales de la década se sumergió en una obra monumental sobre La historia de la sexualidad, que nunca fue terminada. El primer volumen, La voluntad de saber, fue publicado en 1976. Los otros dos volúmenes vieron la luz ocho años después, pero fueron blanco de severas críticas por el inusual tratamiento de determinados conceptos que ya habían sido discutidos a lo largo de toda su carrera.

Foucault murió en París, enfermo de sida, el 25 de junio de 1984.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Top