Charlie «Yardbird» Parker, saxofonista de jazz

Charlie Parker

Hijo único de Charles y Addie Parker, Charlie Parker, apodado Yardbird, es uno de los más destacados e influyentes saxofonistas e intérpretes de jazz de la Historia.

A corta edad llegó con su familia a Kansas City, Missouri, lugar en que el blues y la música gospel se encontraban en franco crecimiento. Su primer contacto con la música fue ejecutando el cuerno barítono, en la banda escolar. A los 15 años de edad comenzó a manifestar su pasión por el saxo, y en 1935 abandonó los estudios para unirse a diversas bandas locales.

Por cuatro años permaneció en Kansas City ganándose la vida a duras penas tocando en bandas de jazz y blues, en las cuales desarrolló su habilidad. En 1939, visitó por primera vez New York, ciudad que ejercería gran influencia en su peculiar estilo musical.

En 1938, Parker se unió a la banda del pianista Jay McShann, con la que realizó una gira que tocó Chicago y New York. Un año después, regresó a Chicago, convirtiéndose en intérprete habitual en un club de la calle 55. Pronto retornó a New York. Allí lavó copas en un restaurante en el que conoció a Biddy Fleet, el hombre que le enseñó a tocar la armónica.

A la muerte de su padre regresó una vez más a Kansas City, uniéndose a los Rockets de Harland Leonard, con quienes estuvo cinco meses. En 1939, Yardbird se unió a McShann, con quien realizó su primera grabación en 1940.

Durante los cuatro años que Parker se mantuvo con la banda de McShann, tuvo la oportunidad de ejecutar y grabar  varios solos, tales como Hootie Blues, Sepian Bounce y el exitoso Confessing the Blues, de 1941. En 1942, de gira con McShann, Parker realizó sesiones de jam en un club de Harlem. Allí, captó la atención de artistas como Dizzy Gillespie y Thelonious Monk. A fines de dicho año, se separó de McShann para unirse a Earl Hines por ocho meses.

El año 1945 fue sumamente importante para Parker. Durante ese tiempo encabezó su propia banda en New York y también colaboró con Gillespie en diversos proyectos. En diciembre, Parker y Gillespie presentaron su música durante seis semanas en un club de Hollywood. Parker continuó actuando en Los Ángeles hasta junio de 1946, cuando sufrió un colapso nervioso y fue internado en un hospital estatal. Tras su alta en enero de 1947, Parker regresó a New York, formando un quinteto que tocaba algunas de sus canciones más famosas.

De 1947 a 1951, Parker trabajó en numerosos clubes nocturnos, estudios radiales, y otros lugares, como solista o acompañado por otros músicos. Durante ese lapso, visitó Europa, donde fue adorado por los fanáticos y realizó numerosas grabaciones. El 5 de marzo de 1955 fue su última aparición pública, en un club nocturno de New York; murió una semana después en casa de un amigo.

Charles «Yardbird» Parker fue un increíble saxofonista que obtuvo fama y reconocimiento mundial por sus brillantes solos e innovadoras improvisaciones.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top