Nabucodonosor, el gran rey de Babilonia

Nabucodonosor

Cuando de pequeño nos hacían leer la Biblia en el colegio siempre me llamaba la atención aquel nombre casi ilegible de Nabucodonosor, el gran rey de Babilonia, el más poderoso de todos los antiguos reyes babilónicos. Era hijo de Nabopolasar, y nació en el año 636 a.C, gobernando desde el 605 hasta el 562. Dicen que fue el primer gran gobernante del mundo.

Pero además de gobernante era un gran constructor. A él se le debe la construcción de casi todas las grandes ciudades de la antigua Babilonia, los templos, santuarios a los dioses, canales, acueductos, embalses y casi todo lo que en ruinas nos ha legado la civilización babilónica.

Seguro que a muchos de vosotros os sonarán los Jardines Colgantes de Babilonia, ¿verdad?. Pues, como no podían ser menos, también fueron construidos por Nabucodonosor. Una de las siete maravillas del mundo antiguo.

En el año 614 Nabucodonosor se casó con Amytis, hija del rey de los medos, con el fin de garantizar la paz con estos pueblos del norte de Babilonia. Así Nabucodonosor podía concentrar sus tropas y sus fuerzas en otros puntos del país. Gracias a ello, en el año 612, Babilonia pudo destruir Nínive, la capital de Asiria, lo que provocó que Egipto se aliara con los asirios para atacar a Babilonia.

Pero esto no detuvo a Nabucodonosor quien envió a sus tropas a la lucha, venciendo a asirios y egipcios en la Batalla de Carquemis, en el año 605, convirtiendo a Babilonia en la primera potencia militar del Oriente Medio. De ahí Nabucodonosor marchó sobre Palestina e Israel, sometiendo a los israelitas ( lo podéis leer en la Biblia en el Libro de Daniel ).

En los años siguientes Nabucodonosor destruyó el Templo de Jerusalén, para luego asediar la ciudad fenicia de Tiro durante trece largos años, del 585 al 572 a.C, cayendo al final en manos babilonias. Durante prácticamente toda su vida, Nabucodonosor estuvo guerreando y construyendo ciudades, convirtiendo Babilonia en un enorme imperio.

Tras 43 años de reinado, en el año 562, nuestro rey babilonio moría a la edad de 82 años. Le sucedió su hijo Amel, quien dos años más tarde fue asesinado por su hermano Neriglisar, quien reinó desde el 560 al 556. A partir de ahí Babilonia comenzó a decaer , y 25 años después de la muerte de Nabucodonosor el imperio fue destruido.

Tags: ,

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. miguel dice:

    jajajajaa que nombre tan estraño

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top