Vittorio Emanuele III, rey de Italia

Vittorio Emanuele III

Siempre me produjo curiosidad la vida de este podríamos decir que desdichado monarca. Porque Vittorio Emmanuele III tuvo la mala suerte de nacer en un período demasiado convulso de la historia de Italia. Ese período de entreguerras que le tocó vivir no estaba hecho para su noble corazón. En otra época habría sido un rey amadísimo por su pueblo.

Vittorio Emmanuele III nació en Nápoles el 11 de noviembre de 1869. Su padre era el rey Umberto I, y su madre Margarita de Saboya. Desde temprana edad estudió derecho e historia, y en octubre de 1896 se casó con la Princesa Elena, hija del Príncipe Nicolás de Montenegro. Pero, cuatro años más tarde, su vida cambió por completo cuando su padre Umberto I fue asesinado por un anarquista.

Corría el año 1900 y Vittorio Emmanuele se convertía en el rey de Italia. Durante un tiempo la paz se apoderó del país, hasta que catorce años después llegaba la Primera Guerra Mundial. Italia se había mantenido neutral hasta entonces, pero el rey y su gobierno urdieron planes secretos para entrar en la contienda. El Tratado de Londres, de 26 de abril de 1915, hizo que Italia se uniera a Inglaterra, Francia y Rusia, en su guerra contra Alemania y Austria-Hungría.

Italia sufrió considerables pérdidas en esta Primera Guerra Mundial, por lo que al concluir la contienda el país se sumió en una grave crisis económica. Unos dicen que por culpa del rey, sin embargo otros defendieron su figura, afirmando que el monarca ayudaba al pueblo en cuanto podía. Sin embargo, todo parecía que iba a desembocar en el fascismo.

Mussolini y un gran grupo de seguidores marchó sobre Roma en 1922. Vittorio Emmanuele III no estaba muy seguro de poder sofocar este levantamiento, por lo que se vio en la obligación de nombrar a Mussolini Primer Ministro del gobierno. El poder del dictador comenzó a crecer, y el rey no parecía poder hacer nada por evitarlo, a pesar de que personalmente no apoyaba a Mussolini.

El 10 de junio de 1940, Mussolini se alineó con las potencias del Eje para la Segunda Guerra Mundial, declarando la guerra a los aliados. En esta situación Vittorio solo pudo aguantar tres años más. La guerra volvía a ser de nuevo un desastre para Italia, y el puebl cargó las tintas contra el monarca. Ese mismo año tuvo que huir de Roma, ya que hasta el propio Hitler lo acusaba de haber perdido la guerra.

En 1944, Vittorio abdicó en su único hijo, Umberto II, aunque dos años más tarde la monarquía fue abolida de Italia y la familia real tuvo que abandonar el país. Vittorio se marchó a Alejandría, donde murió el 28 de diciembre de 1947, a la edad de 78 años.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Top