Georg W. F. Hegel, el idealista absoluto

hegel

Georg Wilhelm Friedrich Hegel es uno de los filósofos más importantes de la historia y la figura más representativa del pensamiento idealista alemán.

Nace en 1770 en Stuttgart, Alemania, en el seno de una familia ultra católica. Cursó sus estudios de Teología en Tubinga, en donde compartió su cuarto con el filosofo Schelling y el poeta Holderlin, con quienes entabló una profunda amistad. En 1973 fue preceptor privado durante algún tiempo. A partir de 1801 comenzó a enseñar en la Universidad de Jena, donde creó, con colaboración de Schelling, el “Diario Critico de la Filosofía”. En él, Hegel publicaría sus primero escritos.

Después de la ocupación napoleónica en Jena, el filósofo se traslada a Nuremberg, donde continuó dedicándose a la enseñanza, y más tarde impartió sus clases en la Universidad de Heidelberg. En ella permaneció hasta 1818, año en que se traslada a Berlín para fallecer más tarde en el año 1831.

En 1807 apareció “Fenomenológica del Espíritu”, su obra más importante, son embargo, entre 1812 y 1816 escribe otra de sus obras capitales: “Ciencia de la Lógica”, seguida luego de ”Esquemas de la filosofía del derecho”; “Filosofía de la Historia” y “Estética”.

Las doctrinas filosóficas de Hegel son muy complejas: parten del idealismo postkantianos, que llevan a su máxima expresión. Según Hegel, la naturaleza y el espíritu son consecuencia de lo absoluto y no derivan de ello, sino que lo son en absoluto. Esto lo ha llevado a discrepar con sus amigos Schelling y Fichte.

Para Hegel la filosofía es la ciencia de lo absoluto y se puede dividir en tres partes: la lógica, que considera la Idea en si misma, es decir: el espíritu subjetivo. La filosofía de la naturaleza, donde la idea está fuera de si misma, es decir, el espíritu objetivo y por ultimo la filosofía del espíritu, es decir, la que estudia la idea en si y para si.

Esta es sólo una parte de lo que los pensadores denominador “idealismo absoluto hegeliano”. Todo el sistema hegeliano a influido posteriormente en las corrientes más relevantes de la filosofía: desde Kierkegaard, hasta Husserl o Heidegger han tomado y refutado o amado sus ideas, por lo cual nos debemos detener y pensar que Hegel no fue solo un personaje famoso sino uno de los pensadores más relevantes de toda la historia.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top