Nicolás Maquiavelo, Príncipe del Renacimiento

Nicolas Maquiavelo

Nicolás Maquiavelo nació el 3 de mayo de 1469 en San Casciano in Val di Pesa, muy cerca de Florencia. Fue el tercer hijo de Bernardo y su esposa Bartolomea. Desde pequeño comenzó a interesarse ya por los estudios de gramática, latín y retórica. Ya con apenas 25 años se convirtió en secretario y embajador del gobierno florentino, mientras que entre 1503 y 1506 ocuparía el puesto de encargado de la defensa florentina.

Como os decía antes, su principal obra fue El Príncipe, por la que seguramente sea conocido por muchos de vosotros. La escribió en 1513, pero no se publicó hasta después de su muerte en 1532. Realmente puede decirse que este tratado político fue una de las primeras obras de la filosofía moderna.

Sin embargo, Maquiavelo no sólo se quedó con la escritura de esta obra, sino que además escribió otra serie de tratados, obras políticas, traducciones de obras latinas e incluso se atrevió a escribir algunos versos como poeta y novelista. Esta fue una de las grandes diferencias que lo separó del resto de filósofos medievales, su gusto por la política y la diplomacia.

En su obra de El Príncipe, Maquiavelo muestra los métodos seguidos por un príncipe por intentar conseguir el trono, en vez de los que debería usar por mantenerlo. Además, en la obra hay una crítica velada hacia la manera de gobernar de Lorenzo de Médicis, aunque a decir verdad hoy en día la obra está considerada una carta al propio Lorenzo.

Seguro que a muchos de vosotros le sonará el término ser maquiavélico, que proviene precisamente de este autor y filósofo. Para Maquiavelo, era mucho más seguro ser temido que ser amado, en referencia a cómo debían actuar los reyes, príncipes y encargados de los gobiernos.

Curiosamente, uno de los ejemplos que Maquiavelo dio en vida de buen monarca había sido el rey Fernando el Católico. No sabemos a ciencia cierta si Fernando fue un monarca maquiavélico o no, pero ahí quedan los gustos del filósofo.

Desgraciadamente, en 1512 Maquiavelo fue arrestado y acusado de conspiración, a pesar de que él siempre negó su participación en el gobierno contra los Médicis. Meses más tarde fue puesto en libertad. De ahí se retiró hasta el pueblo de Sant Andrea in Pescussina, cerca de Florencia, donde murió el 21 de abril de 1527.

Sus restos se encuentran enterrados en la Basílica de la Santa Cruz de Florencia.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





1 comentario

  1. Uhmm ahora ya se por que una persona es maquiavelica…buena información.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top