James Dewey Watson, Premio Nobel de Medicina

James Dewey Watson

James Dewey Watson nació un 6 de Abril de 1928 en Chicago, Estados Unidos. De pequeño realizó sus estudios en su ciudad natal y en 1947, y luego de haberse graduado como licenciado en Zoología, ingresa a la Universidad de Indiana donde, en 1950, obtiene su doctorado.

Durante los tres años siguientes, es decir de 1951 a 1953, formó parte la Universidad de Cambridge en donde conoció y comenzó a trabajar con el biofísico británico Francis Crick. Ambos fueron testigos de un descubrimiento muy importante para la ciencia a nivel mundial; la estructura en doble hélice de la molécula del ácido desoxirribonucleico más conocida como el “ADN”, constatando los componentes esenciales de este ácido: cuatro bases orgánicas, que debían estar enlazadas por pares, adenina con timina y guanina con citosina. Las cadenas del azúcar desoxirribosa aparecían unidas a grupos fosfatos y a estas bases orgánicas.

Este hallazgo, uno de los principales acontecimientos científicos del siglo XX, les proporcionó los medios para comprender cómo se copia la información hereditaria. Pero por supuesto, no todo estaba dicho hasta que Arthur Kornberg, bioquímico estadounidense, aportó pruebas experimentales de la exactitud de su modelo lo que llevó a Watson, Crick y Kornberg a obtener el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1962.

Luego de su merecido galardón, Watson es nombrado en 1968 director del Laboratorio de Biología Cuantitativa de Cold Spring Harbor, Nueva York, una de las sedes principales en la investigación del cáncer y dolencias neurológicas. Mientras desempañaba su cargo escribió un libro titulado “The Double Helix” (La doble hélice, 1968), historia del descubrimiento de la estructura del ADN y además participó en el proyecto “Genoma Humano” en los Institutos Nacionales de la Salud.

Lamentablemente fue muy criticado durante los años noventa cuando declaró que se debería otorgar a las mujeres la posibilidad de abortar si los análisis preparto mostraran que su hijo iba a ser homosexual. Por si fuera poco, en el 2007 señalo, a través del Sunday Times, que los negros no tienen por qué poseer la misma inteligencia que los blancos lo que llevo al Museo de Ciencias de Londres a cancelar la disertación que el científico iba a realizar ese mismo año durante el mes de Octubre.

Finalmente, el laboratorio de Cold Spring Harbor emitió una nota en la cual su consejo de administración afirmaba que no concordaba con sus comentarios lo que les llevó a  suspenderlo de las responsabilidades administrativas. El 19 de Octubre Watson pide disculpas públicamente ante tales hechos pero ocho días después presenta su renuncia y agrega: “he anunciado este jueves mi dimisión de todas mis funciones a los directores del laboratorio, donde he trabajado durante los últimos 43 años. Estoy más cerca de los 80 que de los 79, y ya es hora de irme […] Aun así, las circunstancias en las que me marcho no son las que me habría esperado”.

Una desenlace inesperado en la vida de este singular científico.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





1 comentario

  1. lola dice:

    Me parece interesante su historia y su descubrimiento adios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top