Dmitri Mendeléiev, químico ruso

Dmitri Mendeleiev

Dmitri Ivanovich Mendeleiev nació en Tobolsk (Siberia) en 1834. Era el menor de una familia de 17 hermanos, y las duras condiciones, así como la trágica pérdida del negocio de su padre en un incendio, obligaron al joven Dimitri a emigrar en busca de mejor fortuna. Pero el hecho de que procediera de Siberia le impidió, injustamente, entrar en las prestigiosas universidades de San Petersburgo y de Moscú, aunque logró encontrar un empleo en el Instituto Pedagógico de San Petersburgo.

Tiempo después, y con objeto de ampliar sus conocimientos científicos, se marchó a Heidelberg (Alemania), donde pudo entablar amistad con los más importantes químicos del momento. Una vez que volvió a Rusia se le nombró profesor del Instituto Tecnológico de San Petersburgo, además de un puesto como profesor de la universidad que anteriormente le había rechazado como alumno. Su trabajo como profesor sólo duró 13 años, ya que por motivos de política se vio obligado a renunciar al puesto, aunque poco después consiguió un empleo como director de la Oficina de Pesos y Medidas.

Trabajos de Dmitri Mendeléiv

Mendeléiev destacó en el campo de la química por sus trabajos sobre la expansión térmica de los fluidos, por su mejora de las ecuaciones de Boyle-Mariotte sobre la desviación de los gases y también por su contribución al desarrollo industrial, sobre todo en los campos del petróleo y la sosa.

Además de todas sus contribuciones anteriores, el logro por el que más se le recuerda es por la creación de la Tabla Periódica de los Elementos, que abrió el camino de la comprensión sobre el orden de los elementos naturales en base a su peso atómico. Hay que recordar que su sistema de clasificación no fue el primero ni el único, pero si que resultó ser el más adecuado, y aunque en su época aun había materiales no descubiertos (galio, escandio o el germanio), en su tabla existían espacios en blanco donde estos materiales encajaron perfectamente.

Tabla periodica de Mendeleiev

La lección más importante que nos legó Mendeléiev fue el hecho de que se podían ordenar los materiales, y también de que las propiedades de cada uno (sólido, líquido o gaseoso) dependían de su peso atómico y del número de electrones que poseen. Estos pesos atómicos van en aumento periódico: Hidrógeno 1 protón, 1 electrón, 1 neutrón; Helio, 2 protones, 2 neutrones, 2 electrones y así sucesivamente, hasta el elemento más complejo con 118 (Ununoctio), y pueden ser agrupadas según su estado a temperatura ambiente.

En el año 1871 publicó su clasificación definitiva, en la que el propio Mendeléiev había cambiado algunos pesos atómicos (hasta entonces considerados como correctos) para que encajasen en su tabla. Curiosamente, tanto estaba en lo cierto que experimentos posteriores le dieron la razón, y también se descubrieron materiales que entraban perfectamente en los espacios en blanco que había dejado en su tabla.

Dmitri Mendeléiev falleció el 2 de Febrero de 1907 en la ciudad de San Petersburgo, a la edad de 73 años.

Otros grandes científicos de la Historia

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top