Albert Camus, novelista y dramaturgo

Albet Camus

Albert Camus vino al mundo en Mondovi (Argelia) el 7 de Noviembre de 1913, cuando el país africano se encontraba bajo el dominio de Francia.

Nacido en el seno de una familia humilde, su padre era un modesto agricultor francés y su madre una mujer menorquina que trabajaba como asistenta doméstica. El joven Camus mostró gran pasión tanto por el deporte como por los estudios, logrando entrar en la Universidad de Argel para estudiar Filosofía y Letras y con intenciones de llegar a ser profesor. La tuberculosis le impidió completar este sueño, y las condiciones económicas familiares le obligaron a buscar trabajos eventuales para poder ayudar a mantener a su familia.

Su fascinación por el Teatro le llevó a fundar una compañía llamada originalmente “Theatre du Travail”, que poco después sería renombrada como “Theatre de L’Equipe”, con la que realizaba representaciones enfocadas a la clase obrera. Durante la década de 1930 se afilia al Partido Comunista, que abandonaría nueve años más tarde profundamente decepcionado por la actitud totalitarista de sus miembros. También realiza frecuentes viajes, de cuyas experiencias escribirá en sus textos “el Revés y el Derecho” y “Bodas”. En 1939 se divorcia de Simone Hié, su esposa desde 1934, debido a una infidelidad y a la dependencia a las drogas de su mujer.

Tratando de dar nuevos aires a su vida consigue un puesto de periodista en el rotativo Alger-Republican, que ejerce durante algún tiempo antes de mudarse a París donde continuará con la profesión, esta vez para el periódico Paris-Soir. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundia, Camus pasa a formar parte de la Resistencia donde además será director del diario Combat, y casándose de nuevo en 1940.

En 1942 publica “El extranjero“, su primera novela, ambientada en Argelia  (como la mayoría de sus trabajos posteriores) y a la que seguirán “El Mito De Sísifo” y “El Malentendido“. En muchas de sus obras Camus nos muestra la indefensión y lo absurdo de la condición humana desde un punto de vista existencialista, de lo pequeño e insignificante que es el hombre. Sus obras “Calígula” y “La Peste” fueron claras alegorías a la ocupación de Francia por las tropas de Hitler, y con ellas se ganó el amor del público y un importante reconocimiento por parte de la crítica.

Después de publicar “El hombre rebelde”, en la que hacía un análisis de la perspectiva revolucionaria, las diferencias ideológicas terminaron con la amistad que tenía con Jean-Paul Sartre, partidario de las teorías de Iósif Stalin. La mayor muestra de reconocimiento llegó para Camus en 1957, cuando le fue otorgado el Premio Nobel de Literatura.

Alber Camus falleció en 1960 en un accidente de coche en Villeblerin, dejando una novela inconclusa titulada “El primer hombre” y que fue publicada inmediatamente tras su muerte.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top