Alessandro Botticelli, pintor renacentista

Adoracion de los Reyes Magos

Alessandro di Mariano Filipepi nació en la ciudad italiana de Florencia en el año 1445, y fue conocido popularmente como Botticelli supuestamente debido al apodo que le dio su hermano Giovanni, aunque no se ha podido confirmar este detalle.

Alessandro comienza con su carrera artística en la década de los 70 del siglo XV, siendo registrado oficialmente en el gremio de florentino en el año 1472. La obra en general de Boticcelli está muy relacionada tanto con familias pudientes (como es el caso de los Medici, que fueron sus mecenas) como con las instituciones oficiales.

Alrededor del año 1480, el Papa Sixto IV reclama de los servicios de Botticelli para que ayude en la decoración de la Capilla Sixtina. El artista dejó su huella en las Pruebas de Moisés, el Castigo de los rebeldes contra Aarón y la Tentación de cristo, unos frescos en los que dio buena muestra de su maña con la perspectiva, el volumen y la iluminación. A su regreso a Roma realizará sus más bellos trabajos, la mayoría de ambientación mitológica, entre los que se encuentran Venus y Marte o Palas y el Centauro. Sus cuadros del Nacimiento de la Venus y la Primavera están considerados como el punto cumbre de su obra.

Sus obras realizadas durante la década de los 80 del siglo XV también incluyen cuadros de temática religiosa, como la Madonna del Magnificat o la Madonna de la Granada, siendo ésta década la era dorada del pintor, en la que su arte se encuentra en el punto culminante. A medida que la década tocaba a su fin, también lo hacía su faceta más positiva, dando paso a una obra más marcada por la tristeza, mucho más sombría que todo lo realizado por él hasta entonces, con la única excepción de la Calumnia de Apeles, pintado en 1495.

Boticcelli fallece en la ciudad de Florencia el 17 de Mayo de 1510.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top