Gregorio Marañón, médico y ensayista español

gegorio marañon

Da nombre a calles, hospitales y pkazas e incluso a pesar de esta su faceta omnipresente, su figura es ignorada por gran parte de la población. Nacido en Madrid en 1887, estudió Medicina en esta ciudad donde recibió enseñanzas de Federico Oloriz, Santiago Ramón y Cajal, Alejandro Sanmartín o Manuel Alonso, entre otros.

Gregorio Marañón se inició en el estudio de la endocrinología, disciplina incipiente en la España de la época. En 1910 desarrolló investigaciones quimioterápicas en el laboratorio de Paul Ehblich en Frankfurt.

De regreso en España, empezó a trabajar en el Hospital General de Madrid en 1911. Pensaba que la endocrinología era una disciplina autónoma y tomó la obra de Artur Bield, “Innera Sekretium” como la exposición paradigmática del papel de las secreciones internas. Lo presentó como “La doctrina de las secreciones internas”.

Defendió con entusiasmo la organoterapia en los años 20 y participó en varios trasplantes de cápsulas suprarrenales y gonadas en colaboración con León Cardenal. Además, mostró interés por los métodos y rejuvenecimiento de Eugen Steindch y Serge Voronoff. Así, en “La edad crítica”sostenía que el declive y el envejecimiento de las funciones sexuales estaban muy ligados. Por otra parte, mantuvo su interés por el envejecimiento siendo considerado hoy en día como uno de los fundadores de la gerontología en España.

Marañón comentaba con asiduidad el psicoanálisis de Freud y fue el único médico español de renombre que conoció en persona al polémico alemán. Según Marañón, la libido (rebautizada por él como “hambre sexual”) era un impulso primario. Esta energía era producida por un fenómeno químico: la irrupción en la sanción de las secreciones internas.

Tras una gran vida y prolífica carrera, Gregorio Marañón dijo adiós a este mundo en 1960, no sin haber dejado una importante impronta en el mundo de la Medicina. Gregorio Marañón fue aquel que dijo: “Las oposiciones son el más sangriento espectáculo social después de los toros”.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top