Mohammed Ali o Cassius Clay, campeón de boxeo

Mohamed Ali

Mohamed Ali es famoso tanto dentro como fuera del ring. Nacido bajo el nombre de Cassius Clay en Louisville, Kentucky, su acercamiento al boxeo fue a corta edad. Cuando tenía doce años, su bicicleta fue robada y se dirigió a la estación de policía para realizar la denuncia. Joe Martin, policía de guardia y entrenador de boxeo, sugirió al pequeño Cassius aprender boxeo para que las personas no se aprovecharan de él.

Tras años de entrenamiento, y con el objetivo claro de llegar a ser como sus ídolos, Sugar Ray Robinson y Archie Moore, Mohamed Ali obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960, en la categoría semi-completo. Pronto comenzó a entrenar con la leyenda del boxeo, Angelo Dundee.

Rápidamente se inició en el profesionalismo, llamando la atención con su victoria frente a Tunney Hunsaker. Después de una serie de victorias sencillas, fue tiempo de luchar contra el boxeador más famoso de la época, Sonny Liston, quien era conocido por frecuentar el ambiente de la mafia, y solía herir de gravedad a sus oponentes. En el séptimo round, Liston dio en la lona.

Tras alcanzar la tan anasiada fama, Cassius Clay comenzó a mostrarse progresivamente crítico de la sociedad contemporánea, denunciando su encubierto racismo. Se convirtió al islamismo y cambió su nombre por el de Mohammed Ali. Su estilo de boxeo, mezclaba una gran habilidad evasiva, pies danzarines, gran alcance, y comentarios jactanciosos y despectivos hacia sus rivales. Su gracia y velocidad fueron descriptas como “Baila como una mariposa y picar como una abeja”. Otro rasgo característico de Ali era que concentraba sus golpes a la cabeza, en lugar del cuerpo.

Al ser convocado como reservista para engrosar las filas estadounidenses en la guerra de Vietnam, Mohamed Ali se opuso terminantemente diciendo “ningún vietnamita me llamó nunca negro.” Su licencia de boxeo fue revocada y se lo condenó a cinco años de prisión. La sentencia fue anulada luego de tres años. Mohammed Ali había perdido tres años de boxeo en su mejor momento.

Tras se liberado, Mohammed Alí enfrentó al campeón George Foreman en una de las peleas más memorables de la historia del deporte. Ali-Foreman tuvo lugar en Zaire, y Mohamed Ali se mostró evasivo durante toda la pelea, caminando el ring de arriba abajo, hasta pasar de presa a cazador en el octavo asalto, noqueando a Foreman.

En 1975, Mohammed Ali protagonizó otra pelea épica, en esta oportunidad frente a Joe Frazier, uno de los peleadores con mejor técnica de su época. Mohammed Ali ganó por nocaut técnico en el round 14.

En 1979, Mohammed Alí anunció su retiro del boxeo profesional, regresando sólo en una oportunidad para luchar contra su antiguo sparring, Larry Holmes. Mohammed Ali se encontraba fuera de forma, y fue derrotado inobjetablemente.

En 1996, encendió la antorcha olímpica en Atlanta.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top