David Crockett, defensor de El Álamo

David Crockett defensor de El Álamo

David Crockett o Davy Crockett, es conocido en su estado nativo de Tennessee como un notable cazador y por su estilo único de oratoria, a pesar de sus orígenes rurales y campesinos. En Texas, y el resto del mundo, sin embargo, siempre será recordado por su heroica participación en la Batalla de El Álamo. Davy Crockett nació el 17 de agosto de 1786 en lo que hoy en día es el noreste de Tennessee. No fue sino hasta los 18 años de edad que aprendió a leer y escribir. Cerca de esa época, contrajo matrimonio y comenzó una familia con numerosos hijos.

Quizás por simple decantación, se inició en la arena política como magistrado de su pequeña comunidad. En 1821, fue electo para la Magistratura Estatal, y fue reelecto para la misma posición en 1823. Desde 1827 hasta 1833, Crockett sirvió al Congreso de los Estados Unidos. No obstante, en su carrera por un cuarto período en el Congreso, fue derrotado por un estrecho margen.

Disgustado tras dicha experiencia con la política, Crockett decidió dejar atrás Tennessee para dirigirse hacia Texas en el otoño de 1835. Allí fue bien recibido y pareció disfrutar su nuevo ambiente, dado que el 9 de enero escribió a su hija, aún en Tennessee: “Prefiero encontrarme en la presente situación que ser electo para un escaño en el Congreso por el resto de la vida.”

Poco menos de un mes después, Davy Crockett murió junto a un puñado de sus seguidores provenientes de Tennesse, y otros 189 defensores que sacrificaron sus vidas en la Batalla del Álamo, enfrentándose a las fuerzas mexicanas lideradas por el General Santa Anna, en lo que fue la Guerra de Independencia de Texas.

Crockett se había enrolado a las tropas estadounidenses ansioso por explorar Texas y recibir las 2000 hectáreas de tierra prometidas como pago. El 6 de febrero se encontró con otro personaje histórico, James Bowie, y respondieron al pedido de ayuda de William B. Travis, comandante a cargo de El Álamo.

El Álamo era defendido por unos 250 hombres, abrumados por los ataques de 1600 soldados mexicanos. El asedio se extendió 13 días; con continuos bombardeos nocturnos por parte del ejército de Santa Anna.

Según una leyenda, el séptimo día del sitio del Álamo, David Crockett escuchó a la banda del ejército mexicano tocar una carga de caballería. Se encaramó en el punto más alto del fuerte, sacó su violín y tocó junto a ellos, evitando que las posiciones tejanas fueran bombardeadas aquella noche.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top