Salvador Allende, presidente de Chile

Salvador Allende

Una de las grandes figuras políticas de la Sudamérica del siglo XX, para bien o para mal, fue el presidente chileno Salvador Allende. Allende nació el 26 de julio de 1908 en la ciudad de Valparaíso, y se crió en el seno de una familia de clase media alta. Tuvo que ser un magnífico estudiante, ya que apenas con 24 años se licenció en medicina en la Universidad de Chile.

Fue precisamente ya en la universidad donde participó en algunas actividades y manifestaciones, reivindicando su actitud marxista. Sin ir más lejos, un año después de abandonar la Universidad, en 1933, participó en la fundación del Partido Socialista en Chile, al que estuvo vinculado fuertemente durante toda su vida.

Sus escarceos políticos comenzaron precisamente en 1933, aunque no fue sino hasta 1937 en la que participó en las elecciones a la Cámara de Diputados. Desde 1939 a 1942 desempeñó el papel de Ministro de Salud, bajo los auspicios del Presidente Pedro Aguirre Cerda. Hay que tener en cuenta que Allende apenas contaba con 31 años.

Tras dejar el ministerio comenzó su ascenso al Senado chileno, puesto que logró ocupar ya en 1945. Desde ahí fue adquiriendo popularidad en el país hasta que, en 1952, quiso presentarse a las elecciones del país por el Partido Socialista, puesto que al final no consiguió ya que fue expulsado del partido por haber aceptado el apoyo de los comunistas.

No fue sino hasta 1958 cuando volvió a presentar su candidatura, aunque en esta ocasión el elegido por el pueblo fue Jorge Alessandri. En 1964 volvió a presentarse, pero esta vez cayó de nuevo derrotado por el demócrata cristiano Eduardo Frei. Cualquier en su lugar hubiera desistido, pero él no. Allende se presentó como candidato del Bloque Popular en 1970, consiguiendo el 36 por ciento de los votos.

Su partido lo conformaban socialistas, comunistas, radicales y algunos disidentes demócratas cristianos. Su elección fue confirmada por el Congreso el 24 de octubre de 1970. Sus primeras decisiones fueron expropiar las compañías de cobre estadounidense en Chile, lo que evidentemente lo puso en contra del gobierno americano.

En un intento por redistribuir los ingresos, congeló los precios y aumentó el salario de los trabajadores, lo que provocó el estancamiento de la producción, la disminución de las exportaciones, agotando las reservas financieras. Todo esto produjo una serie de huelgas, la escasez de alimentos y conflictos internos. Estados Unidos ya no daba líneas de crédito al país, y sólo las relaciones con China y Cuba fueron a mejor.

Los trabajadores y campesinos salvaron a Allende del desastre de las elecciones de marzo de 1973. Sin embargo, el 11 de septiembre de 1973, el ejército chileno, dirigido por el general Pinochet, lo derrocó mediante un golpe de estado. En el ataque al palacio presidencial, Salvador Allende fue asesinado, aunque en algunos historiadores afirman que se suicidó.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top