Ricardo III, el déspota rey de Inglaterra

Ricardo III

Cuando uno lee el Ricardo III de Shakespeare se lleva la impresión de un monarca con bastante mal genio, podríamos decir. Una especie de dictador fascista de finales del siglo XV. Curiosamente, fue un monarca que apenas reinó dos años antes de ser asesinado en la Batalla de Bosworth. Sin embargo, su vida dio para mucho.

Ricardo nació el 2 de octubre de 1452 en el Castillo de Fotheringhay, en el condado inglés de Northampton. Fue el hijo menor de Ricardo, Duque de York, y su esposa Cecilia Neville. Ya desde pequeño tuvo que vivir en aun ambiente convulso, ya que su padre y su tío Eduardo estaban inmersos en la Guerra de las Rosas contra las fuerzas de Enrique VI y Margarita de Anjou.

Con la victoria de su tío Eduardo en esta guerra, se le ofreció la corona de Inglaterra en marzo de 1461, además de los títulos de Duques de Clarence y Gloucester. Poco después moriría su padre, quedando Ricardo bajo la custodia de su tío Ricardo, hermano de su madre. Precisamente fue la época en la que entabló amistad con su prima Ana Neville, con quien se casaría más tarde.

La ceremonia se produjo en julio de 1472 en la Abadía de Westminster, cuando Ricardo contaba con 20 años de edad. El futuro monarca fue un esposo fiel, algo que no parecía muy normal en la época, y le dio un hijo a Ana, Eduardo de Middleham, quien nació en 1474.

Un año antes su hermano, Eduardo IV de Inglaterra, había subido al trono inglés. Comienzan los años oscuros de Ricardo, quien convence a su hermano el rey para quitar de en medio a Jorge, otro de los hermanos, a quien acusa de conspirar contra la corona. Jorge es encarcelado en la Torre de Londres, donde muere ahogado en un tonel de vino, dicen que por orden directa de Ricardo.

A la muerte de su hermano Eduardo IV, Ricardo se las ingenia para que el 6 de julio de 1483, apenas tres meses después de la muerte de su hermano, él y su mujer Ana sean coronados en la Abadía de Westminster reyes de Inglaterra. Antes tuvo que convencer a todo el mundo de que los hijos del rey muerto, sus sobrinos, eran bastardos, encerrándolos en la Torre de Londres. Nunca más se supo de ellos.

Nadie en la corte protestó ante las argucias dictatoriales del nuevo Ricardo III. Sin embargo un miembro de la casa Lancaster, Enrique Tudor, se coloca en rebeldía ante el nuevo rey reclamando sus derechos al trono inglés, y con la intención de acabar con un gobierno déspota de Ricardo III.

En esas andaba cuando el príncipe Eduardo muere repentinamente con apenas diez años. Ricardo III ni siquiera parece atender a la muerte de su hijo. Para colmo, la reina Ana, presa de la tristeza, enferma y muere en marzo de 1485, dejando totalmente solo a Ricardo III. Hay voces que dicen que fue el propio Ricardo quien envenenó a su esposa para así poder casarse con su sobrina. El rey rápidamente desmintió las acusaciones.

Mientras Enrique Tudor gana el apoyo de Francia contra Ricardo III, por lo que marcha contra las costas inglesas, desembarcando el 11 de agosto de 1485. Al enterarse de esto, Ricardo marcha hacia Nottingham dispuesto para la batalla. Ambas fuerzas se enfrentaron en Bosworth el 22 de agosto, una contienda que apenas duró dos horas ya que los nobles de Ricardo comenzaron a desertar en masa y cambiarse de bando.

Ante tal situación, y en uno de los pocos actos de valor que tuvo Ricardo III en vida, el monarca se lanza contra el ejército enemigo para morir en el campo de batalla. Enrique Tudor toma del suelo la corona ensangrentada del monarca y se la coloca sobre la cabeza. El cadáver del monarca fue llevado a Leicester y más tarde fue enterrado en la Abadía de GreyFriars.

– Lee también sobre otros “Reyes de Inglaterra“.

*Actualización: En 2012 fueron encontrados sus restos, verificada su identidad y finalmente enterrado en la Catedral de Leicester en 2015. Amplia esta información en: “El entierro de Ricardo III“.

Tags:

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. yo dice:

    Todo quedó en familia…q feo la ambición del poder…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top