George Washington, gran presidente de EEUU

George Washington

George Washington es uno de los presidentes más importantes de la Historia de EEUU. Nació en Wakerfield, Virginia, en el año 1732 en el seno de una familia rica e instruida, lo que le valió durante sus primeros años de educación el ser el mejor alumno de la academia de su distrito.

En el año 1752 hereda una extensa propiedad en Mount Vernon, lo que lo convertiría en uno de los hacendados más ricos del país. Siendo oficial de la milicia intervino activamente en la lucha contra los franceses. En 1754 fue acusado del asesinato de Jumonville, que desencadenó la guerra entre Inglaterra y Francia, en la cual Washington, como comandante de las tropas de Virginia, obtuvo la decisiva victoria de Fort Duquesne (1758), que le dio gran fama en toda la colonia.

Tras la guerra se retiró a sus posesiones, que se vieron acrecentadas a causa de su matrimonio con una viuda rica. Los procedimientos utilizados por la metrópoli y las trabas de todo tipo que encontraban los colonos para el desarrollo del comercio y de la industria le hicieron empezar a comenzar en la idea de independencia.

En 1774 y 1775 tomó parte de los congresos de Filadelfia como representante de Virginia, y se adhirió al ala radical de los “Hijos de la Libertad”. En 1775 fue nombrado jefe del ejército independentista; organizó la milicia y se lanzó a una dura campaña.

Tras sus primeras victorias (Boston 1776, Trenton 1776, Princeton 1777) y una serie de derrotas posteriores, abogó por la alianza con Francia (1778) y se mantuvo a la expectativa de su ejército, llevando a cabo tan solo pequeñas escaramuzas.

En 1781, desgastado el ejército británico, se lanzó al ataque, conquistó Virginia y forzó la capitulación de Yorktown, que significó el final de la guerra. Se retiró entonces a sus posesiones y se desentendido de la política, pero ante la anarquía que iba invadiendo el país, aceptó el cargo de delegado en la convención de Filadelfia (1787).

Elegido presidente de la Asamblea, instó a la constitución de los Estados Unidos de América del Norte, y fue elegido unánimemente presidente del nuevo Estado en 1789 y reelegido en 1792. Se convirtió en moderador entre las tendencias federalistas, defendidas por Hamilton, y las centralistas, apoyadas por Jefferson.

En política interior impulso la independencia económica y financiera de los Estados Unidos, para la cual creó la Banca Nacional. En el exterior, optó por la neutralidad, si bien apoyó a Gran Bretaña contra la Revolución Francesa.

En 1797, tras haber rechazado el tercer mandato, se retiró a sus posesiones en Mount Vernon, donde dos años más tarde se produce su fallecimiento.

Tags:

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. me parecio algo estupendo ovia esta cullr

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top