Cesar Borgia, el príncipe más temido

Cesar Borgia

César Borgia fue un famoso cardenal y príncipe renacentista. Su falta de escrúpulos y el misterio de la desaparición de todos los cardenales sospechosos que rodeaban al Papa alimentaron la leyenda del veneno de los Borgia.

Nacido en septiembre de 1475, César Borgia era hijo natural de Rodrigo de Borja y de Rosa Vanozza y fue nombrado cardenal en el año 1493, cuando su padre accedió al pontificado como Alejandro VI. Dado su carácter ambicioso, se le atribuyó la muerte de su hermano Juan, duque de Gandia y Benevento, cuyos bienes heredó. Luego, pidió en matrimonio a la hija del rey de Nápoles, pero la Casa de Aragón se opuso drásticamente.

En 1498 el rey de Francia le concedió el ducado de Valentinois con una sustanciosa renta, y al año siguiente se casó con la hija del rey de Navarra, Carlota. Ese mismo año entró en Italia con Luis XII, quien le confió un destacado cuerpo del ejército con el que invadió Romaña, apoderándose de varias ciudades. Convocó entonces una conferencia a la que asistieron varios nobles hostiles a su política, que encontraron la muerte por orden de César, mientras en Roma morían asesinados varios miembros de la familia Orsini.

A pesar del celo que puso en eliminar a todos los que pudieran perjudicarle, no logró impedir la elección de Julio II como nuevo Papa. La muerte de su padre, Alejandro VI, debida según algunos a una pócima que él mismo había preparado para los cardenales que custodiaban el tesoro pontificio, y la proclamación del nuevo Papa, enemigo de los Borgia, determinaron su celda.

Apresado por Gonzalo de Córdoba, fue recluido en una fortaleza española de la que logró evadirse. Pasó entonces al servicio del rey de Navarra, y murió finalmente en una emboscada en el asedio de Viana en el año 1507. Su nombre ha pasado a la Historia como el más criminal y traicionero de sus contemporáneos.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top