Nelson Mandela, momentos históricos

Nelson Mandela Morgan Freeman

Creo no descubrir nada nuevo si os digo que Nelson Mandela ha sido uno de los grandes personajes de la Historia del siglo XX. Su premio Nobel así podrían avalarlo, y es que él fue y es el paradigma de la lucha por la igualdad contra la discriminación racial. Fue encarcelado, acusado y perseguido por ese espíritu de rebeldía contra las políticas corruptas y finalmente acabó por convertirse en todo un referente para todo un país, Sudáfrica, que lo elevó a los altares y le dio su máximo cargo, el de Presidente.

47 años de violencia, de tensiones callejeras, de discriminaciones, humillaciones, vejaciones y marginalidades contra todas las razas que no fueran la blanca a la que se la consideraba la raza superior. Sobre todo, la raza negra perdió durante muchos años sus derechos humanos y vivió marginalmente sin poder vivir libremente por las calles de las ciudades sudafricanas. Johannesburgo y El Cabo eran un auténtico guetto para ellos en lo que penosamente se conoció como el Apartheid.

Por suerte, el principio del fin llegó en 1991, se dio por finalizado aquel sistema político tan horrendo. Poco después llegaría al gobierno Mandela. Y apenas 4 años después también, la organización de un Mundial de Rugby de alcance mundial que serviría (o podría servir) para mostrar al mundo que Sudáfrica había o estaba cambiando.

Lejos de la verdad, porque aún en sus calles las discordias y las luchas estaban a la orden del día.

Pero Mandela vio en aquel Mundial el elemento perfecto para acabar de unir a su país, Sudáfrica. Era un deporte y como tal debía actuar como canalizador del mal llamado patriotismo. Todos unidos para apoyar a una selección, todos unidos bajo una misma bandera, bajo un mismo himno. Todos unidos para alcanzar un hito: la de ser campeones mundiales con una selección que estaba muy lejos de ser la favorita.

Todo eso es lo que nos cuenta Clint Eastwood con su nueva película, Invictus, que está a punto de estrenarse en España el próximo día 29 de enero. De nuevo la maestría de un gran director, unido a la no menos maestra interpretación de dos de los mejores actores del panorama actual hollywoodiense: Morgan Freeman, que hará de Mandela, y Matt Damon, que interpretará a François Pienaar, el capitán de aquella histórica selección.

Cabrán muchas interpretaciones, pero la película va a mostrar un hecho histórico; un instante que cambió una parte del mundo y que erradicó quizás por completo el foco principal de discriminación racial en nuestro planeta. Aún quedan muchos lugares y muchas batallas por ganar contra esos odios, pero aquel fue, sin duda, un paso importante.

¿merece la pena esta película? si os gusta la Historia, sí. Si os gustan las biografías, sí. Porque aquí hay un parte de nuestro siglo XX. Porque en las pantallas se nos muestra una parte importante de la biografía de Mandela y de su lucha.

Información adicional: biografía de Nelson Mandela.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top