José Hernández, el autor del Martín Fierro

Jose Hernandez

José Hernández nació un 10 de Noviembre de 1834 en Villa Ballester, provincia de Buenos Aires, Argentina. Su padre tenía a cargo estancias y su madre era prima hermana de Juan Martín Pueyrredón, un reconocido militar y político argentino.

Desde muy pequeño, Hernández demostró su ambición por el estudio, pero lamentablemente tuvo que abandonarlo a los nueve años de edad debido a una repentina enfermedad que le obligo, por recomendación de los médicos, a trasladarse al campo. Allí, aprendió rápidamente a realizar trabajos de ganadería y logro formar un vínculo con los gauchos residentes familiarizándose con su cultura, su lengua y sus códigos de honor.

Una vez adulto, Hernández opto por enlistarse en el ejército. En 1857, mientras vivía en Paraná, conoció a Carolina González del Solar, con quien se casa y tiene siete hijos.

En 1853 lucha en la batalla de San Gregorio contra las fuerzas del coronel federal Hilario Lagos. En 1859 combatió, bajo las órdenes de Urquiza, en las batallas de Pavón y de Cepeda y más adelante junto al caudillo López Jordan en la última rebelión gaucha contra el gobierno de Sarmiento. Luego de suprimir esta resistencia, se exilio a Brasil en 1871.

Un año después, regresa a la Argentina y se desempeña en el periodismo, ocupa el cargo de Diputado y Senador y desde estos ámbitos continua defendiendo la federalización de Buenos Aires.

Más allá de esto, José Hernández ha sido recordado a través de generaciones por el legado de dos de sus grandes obras, El Gaucho Martín Fierro (1872) y La Vuelta de Martín Fierro (1879). El primero fue anunciado a través del periódico “La Republica” y lanzado en forma de entregas, mientras que años más tarde se publico su continuación, La Vuelta de Martín Fierro, el sello final de un solo trabajo divido en dos partes.

Martin Fierro

Estos dos relatos han sido catalogados dentro de la poesía gauchesca ya que los mismos pintaban con veracidad las vicisitudes del gaucho y los paisanos que se reflejaban en la desgracia del protagonista. José Hernández no solo alcanzo la inmortalidad como escritor sino que además logro transmitir sus propuestas a favor de los gauchos.

Aparte de estos dos trabajos, Hernández redacto otros libros, de menor éxito por supuesto, como la Vida del Chacho (los rasgos biográficos del general Ángel Peñaloza), en 1863, Instrucción del Estanciero (1881) y  Los treinta y tres orientales (1867), entre otros escritos.

Su vida termina un 21 de Octubre de 1886 en su quinta de Belgrano.

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. Macarena dice:

    La pagina esta muy buena,aunqe deberia existir un poco mas de info sobre Jose Hernandez :) Besos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top