Properzia de Rossi, la escultora milagrosa

Properzia de Rossi fue una escultora de la Italia renacentista. Su reconocimiento inicial lo obtuvo esculpiendo complicadas miniaturas en piedra que atrajeron la atención del mismísimo Giorgio Vasari, quien describió su trabajo como “milagroso”. Luego Properzia comenzó a esculpir figuras de mármol en tamaño natural que le dieron reconocimiento generalizado.

Properzia de Rossi nació en 1490 como hija de un notario y estudió con el artista boloñés Marcantonio Raimondi. En sus inicios realizó pequeños frisos de temas religiosos, pero luego se inclinó hacia esculturas de gran tamaño y retratos de bustos, lo que le hizo ganar reconocimiento, sobre todo con un busto en mármol del Conde Guido Pepoli que presentó como muestra para formar parte de los escultores escogidos para colaborar en la decoración para el altar mayor de Santa María del Baraccano.

Para la reconstrucción de la fachada oeste de San Petronio en Bolonia se realizó un concurso del cual Properzia salió ganadora y se le encargaron tres sibilas, dos ángeles y paneles con relieves, incluyendo el tema de “José y la esposa de Potifas”, una historia bíblica muy popular a comienzos de la Contra Reforma. En la escena, José intenta escapar de la esposa del oficial egipcio, quien se muestra determinada a tomarlo, una escena dinámica que Properzia logró plasmar con el movimiento fluido de los pliegues.

Si bien los impedimentos que una mujer debía afrontar en el Renacimiento a la hora de dedicarse al arte eran muchos, Properzia de Rossi fue una de las pocas escultoras que se destacó de sobremanera, tanto que Giorgio Vasari la incluyó en su famoso libro “Las Vidas de los Mejores Arquitectos, Pintores y Escultores Italianos”, de 1550.

Aunque los halagos se mezclan con comentarios algo indecorosos, pues Vasari cuenta que Properzia tenía un amor no correspondido por un joven noble llamado Anton Galeazzo Malvasia y que en su relieve “José y la esposa de Potifas” representó el rechazo de Malvasia y que se autorretrató en la pérfida esposa.

Vasari utilizó lo obra de Properzia en San Petronio como un ejemplo de cómo todas la mujeres, incluso aquellas grandes artesanas, no podían escapar de su naturaleza femenina. De todas formas, y gracias a la obra de Vasari, se reconoció más a Properzia de Rossi que, si bien había ganado importantes comisiones en su vida, murió antes de llegar a los cuarenta años, en la quiebra y sin parientes cercanos o amigos.

Fotos vía: wikimedia y lib-art

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top